viernes, 30 de enero de 2009

Relieve venezolano


Venezuela está íntegramente en el hemisferio Norte. Su límite sur está muy cerca de la línea del ecuador. La costa Venezuela se encuentra en el borde de las del Caribe y sudamericana, por lo que es propensa a terremotos y fenómenos volcánicos. Por el contrario, el interior del país, la selva amazónica, es mucho más estable. Se encuentra apoyado sobre el macizo de la Guayana, que junto con el escudo de Brasil forman una de las tierras más antiguas del planeta.

Podemos dividir el relieve de Venezuela en tres grandes unidades:

la región costero-montañosa, los Llanos y la Guayana.
La región costero-montañosa abarca toda la costa, al norte, y el enlace con los Andes por el oeste, a través de las sierras de Mérida y Perijá, que enlazan con la cordillera Oriental colombiana. Su pico más alto es el Bolívar, de 5007 metros. Aquí se incluyen las sierras costeras del Caribe, que se extienden hacia el sur, y los Llanos de Orinoco, y hacia el norte, y las islas antillanas próximas a la costa. Entre el lago Maracaibo, la cordillera de Mérida y del Caribe se levantan las sierras y hondonadas del sistema Lara-Falcón, formado por tres alineaciones orientadas de SO a NO. Hacia el este, la región montañosa venezolana se prolonga, bordeando de nuevo la costa caribeña, a través de la cordillera Caribe, que integran la cordillera de la Costa (cumbre Naiguatá, 2.765 m), y la serranía del Interior. Entre ambas se encuentra la depresión ocupada por el lago de Valencia. En la cordillera del Caribe se levanta el macizo de Cumaná, que forma las penínsulas de Araya y Paria. Destaca, también, la gran depresión que forma el lago Maracaibo, la depresión de Unare y la región del delta del Orinoco.

El litoral venezolano es rectilíneo en largos tramos, pero muy articulado en algunos sectores, donde se forman golfos y penínsulas. Los principales accidentes costeros son el golfo de Venezuela y el lago de Maracaibo, entre la península colombiana de Guajira y la de Paraguaná, separado por la bahía de El Tablazo de la cuenca del lago de Maracaibo. En el extremo oriental se encuentra la doble península de Araya y Paria, entre el golfo de Cariaco y el de Paria (cerrado por la isla de Trinidad), y el delta del Orinoco.

Los Llanos se encuentran en el centro del país, entre las región costero-montañosa, al norte y el macizo de la Guayana al sur, con el río Orinoco como limite sur. Ocupa una tercera parte de las superficie del país. Es una región llana y pantanosa de muy difícil habitabilidad, por lo que permanece en condiciones naturales muy notables. Hacia el curso bajo del Orinoco la topografía es más llana, y aparecen sedimentos aluviales. Hacia el oeste es más ondulada, y existen cerros testigos de unos 100 metros de altitud. Se distinguen en ellas los Llanos Altos u Occidentales, bien drenados y cubiertos de vegetación; los Llanos Bajos o Centrales, que se inundan en la estación de lluvia, y los Llanos Orientales o Las Mesas, caracterizados por el relieve tabular en forma de mesetas o mesas, que desciende desde el macizo de Cumaná hasta el Orinoco, aislando en el extremo oriental los llanos de Monagas.

La Guayana es el macizo que se encuentra a sur y sudeste. Ocupa casi la mitad del territorio. Es un basamento que ha sido erosionado hasta quedar convertido en una penillanura. Se extiende hacia el norte y hacia el suroeste (penillanura del Casiquiare). No obstante, gran parte de él se encuentra recubierto por la cobertera sedimentaria. Parte de esta cobertera se corresponde con los Llanos, pero otra está formada por areniscas, que han sido intensamente erosionadas, dejando en resalte amplias mesetas, como la de Roraima (pico Roraima 2.810 m), Parima, Pacaraima y Auyantepuy que se eleva hasta los 2.500 metros. Dentro de ellas aparecen grandes cerros testigo o tepuy. Desde una de ellas cae el Salto Ángel, una caída de 972 metros sobre el valle del río Churún. Hacia el norte encontramos la sierra de Imataca y la altiplanicie de Nuria, cuyas alturas oscilan entre los 1.000 y los 2.000 metros. La Guayana es la región de la selva; en buena medida inexplorada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada